Buffy

Ya que Buffy vuelve a ser noticia debido al proyecto de la Warner de llevar al cine al personaje de Joss Whedon, aprovecho para estrenarme en el blog con un post sobre mi serie favorita de todos los tiempos.

En primer lugar tengo que insistir en que se trata de la mejor serie de televisión que jamás he visto. Así de claro. Muchas series que hoy gozan de relativo éxito, (no voy a decir nombre, pero seguro que se os ocurre alguna), beben directamente de la serie de Whedon, aunque, por desgracia para todos, no le llegan ni al suelo que está debajo de la suela de los zapatos de la Cazadora. Y no debo ser el único que lo piensa porque los lectores de la revista Entertainment Weekly, votaron a Buffy como el tercer mejor personaje de ficción de los últimos veinte años, solo superada por Homer Simpson y  Harry Potter. Teniendo en cuenta que la serie finalizó en 2003 (¿tanto tiempo ya?) y que tanto los Simpsons como Harry Potter son personajes de bastante actualidad (uno con su eterna serie y otro todavía con su saga cinematográfica en danza) es bastante significativo y destacable.

Empecemos por el principio. Hace mucho tiempo, un joven guionista presentó un proyecto en Hollywood para una película con un título horrible (no voy a negarlo) llamada Buffy Cazavampiros. Consiguió que se rodara, pero el resultado fue tan decepcionante, no solo comercialmente, sino a nivel cualitativo que ese joven guionista llamado Joss Whedon no descansó hasta conseguir reflejar en pantalla (esta vez en la pequeña) sus ideas de una forma más fiel. Así empezó Buffy Cazavampiros, una serie que duró siete temporadas en antena (siendo, por tanto, muy rentable para las cadenas al permitir sus casi constantes reemisiones).

La serie comienza con la llegada a Sunnydale, California, de la adolescente Buffy Summers, que es, ni más ni menos que la Elegida. En cada generación nace una Elegida con habilidades extraordinarias (fuerza, agilidad, reflejos y una capacidad de sanar sus heridas más rápido de lo normal) para luchar contra las fuerzas del mal y mantener el equilibrio entre el bien y el mal. La serie comienza de cero, como si la película nunca hubiese existido, como si solo fuera un mal sueño, al estilo de lo que recientemente ha pasado con la franquicia cinematográfica de Batman.

Pero, ¿por qué digo que la serie es tan buena, que es la mejor de la historia de la televisión y bla, bla, bla? Bueno, pues porque es una serie que lo tiene TODO. Por el argumento, podría parecer que es la típica serie de fantasía y aventuras como Héroes o Lost (típica, aunque en su momento, 1997, fue la primera de su género). Pero es que es mucho más que eso. Es épica. Tiene humor (mucho, incluso sabe reírse de sí misma). Tiene terror (lo justo). Tiene episodios mudos (Silencio). Tiene capítulos musicales (Una vez más con sentimiento). Tiene episodios que se desarrollan en universos paralelos (¿de qué me suena esto?). Otros en los que el protagonismo no recae sobre Buffy (así, a bote pronto, recuerdo el capítulo titulado Zepo, en el que Xander protagoniza una especie de homenaje a Jo, qué noche). Y tiene, sobre todo y fundamentalmente, unos guiones formidables, unos diálogos frescos y verdaderamente geniales, con múltiples referencias a la cultura popular (desde los tebeos hasta Los Simpsons, pasando por el cine), con giros argumentales que no dejan de sorprenderte y que te dejan completamente enganchado a la serie y con ganas de más y más y con unos personajes que, a diferencia de los planos y sin personalidad que abundan tanto en las series de la pequeña pantalla, evolucionan. Son personajes que, como nosotros mismos, van cambiando, madurando, a lo largo de las siete temporadas, del instituto a la “vida real”, pasando (algunos, no todos) por la universidad.

Todos los personajes, como digo, son riquísimos: Xander, Willow, Giles, Cordelia, Ángel, Anya, Tara, Faith, Spike (que merecería un artículo para él solo, por cierto)… Y qué decir de los “villanos”. Raras veces son los típicos malos malísimos, sino que, como pasa con los “buenos” están llenos de matices y de ambigüedades morales, nada de blanco y negro, sino más bien mucho gris. El personaje del alcalde, por ejemplo, es verdaderamente genial.

La estructura de las temporadas suele estar compuestas por un gran arco argumental junto a otras subtramas, teniendo además cada episodio cierta independencia. Lo que sí que advierto desde ya es que hay que tener algo de paciencia cuando empecéis a verla. La primera temporada es la más floja de todas. De hecho la estructura global de la serie se presenta como un crescendo en que cada temporada es mejor que la anterior, hasta que llega al final, un final que, por cierto, no puede dejar a nadie insatisfecho o con la sensación de que le han tomado el pelo (y no, no voy a dar nombres tampoco ahora). Pero a partir de la segunda temporada, sobre todo a partir del momento en el que cierto personaje sufre un cambio drástico (que le enriquece muchísimo, porque era el más soso del elenco), la serie se convierte en una montaña rusa, con unos finales de temporada (normalmente por medio de episodios dobles) de verdadero infarto.

Como curiosidad diré que me costó muchísimo darle una oportunidad a esta serie. Mi hermana me hablaba mucho de ella y decía que me tenía que gustar, pero yo –iluso de mí– pensaba que iba a ser como Embrujadas (brrr, qué escalofrío). Tuvo que ser el escritor Rafa Marín con sus artículos en el Dolmen y en su blog el que terminó de empujarme hasta la serie. Pero desde que ví mi primer episodio (uno de mediados de la cuarta temporada), ya no he podido desengancharme. Ya se sabe: más vale tarde… Y no tiene nada que ver con Crepúsculo, no.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Buffy

  1. Lhiena dijo:

    guouuu, muy buen estreno, sí señor!! Pos no q me han entrado ganas de verla… pero ya!! Ya sé xq te ha contratado Ottro en el blog… :p

  2. Kuinsi dijo:

    ¿Y yo por qué no había leído este post??? Buffy fue mi primera Gran serie a la que me enganché. También creo que es una de las mejores que he visto, pero yo es que me declaro Whedonista 😀
    Solo diré que en Buffy a mí la que más me sobraba era ella XD (bueno y Riley, pero ¿quién se acuerda de él? XDDDD). Aún así, tengo todas las temporadas en DVD y relaciono muchas escenas de mi vida a capítulos determinados porque sí, la serie forma parte de mi vida.
    Apoyo la idea de un post dedicado a Spike, el mejor junto Cordelia o Anya.

    Y el hecho de que quieran hacer una película de Buffy sin Joss Whedon me parece un sacrilegio, porque no tendrá esa frescura en los diálogos ni el humor al que ese señor nos tiene acostumbrados 😀

  3. Lhiena dijo:

    Joss Whedon rules!!

  4. LegalMan dijo:

    Joss Whedon is my master now

  5. Kuinsi dijo:

    HEY!!! Yo tenía una camiseta en la que ponía eso!!! XDDD

  6. LegalMan dijo:

    ¡Yo quiero, mejor dicho, NECESITO, esa camiseta! ¿Dónde te la compraste, Kuinsi?

  7. Kuinsi dijo:

    Pues la compré en un salón del cómic de Granada, pero supongo que no será difícil encontrarla en Internet, somos muchos Whedonistas en el mundo! 😀

  8. Kuinsi dijo:

    LegalMan, han vuelto a poner a la venta la camiseta!!! http://store.pvponline.com/products/joss-whedon-is-my-master-now-tee 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s